El albinismo es un extraña condición genética en donde por falta de melanina el ser vivo no adquiere un tono de piel común, si no más bien uno extremadamente blanco, que en algunos animales los hace ver más atractivos.

Aunque en los animales esta condición es mas bien peligrosa pues no se protegen igual de los rayos solares, además de que son presas más fáciles por no tener un color que se camufle con su entorno..