Tengan mucho cuidado cuando vayan a comprar con su marido, no sea que se lo cambien por el camino y se den cuenta, cuando se quiten las mascarillas, jajaja.