PUBLICIDAD

¡ Hay que tener valor !

Hay que tener mucho valor para bañarse con los cables por ahí en medio. Ellos se ven muy cómodos, pero los accidentes pasan cuando menos te lo esperas.