A veces solo queda respirar profundo

A veces solo queda respirar profundo, cerrar los ojos, tragarse las lágrimas... y sonreír.

También te puede interesar:
A veces solo queda respirar profundo