Aprende a distinguir quién merece una explicación, quién merece una respuesta y quién absolutamente nada.