Dicen qué: Nadie cambia

Dicen qué: "Nadie cambia de la noche a la mañana", pero se equivocan. Uno se puede levantar un día y decir: "Ya no más".

Dicen qué: Nadie cambia