El fin del sufrimiento se da cuando aceptamos la situación.
El no aceptar nos causa dolor.
No pongas resistencia.
No es la situación la que te hace sufrir, sino la interpretación de la situación, es decir tus pensamientos.