PUBLICIDAD

He dejado de esperar el tren

He dejado de esperar el tren justo cuando he entendido que el tren soy yo. Quien quiera viajar conmigo tendrá siempre un lugar a mi lado. Quien no quiere, es libre de quedarse en la estación.