La única diferencia

La única diferencia entre un día bueno y uno malo, es la actitud con la que asumes la situación.

La única diferencia