Mami, tengo hambre

Dicen que los chinos comen perros y parece que es verdad, porque empiezan desde pequeños.

Mami, tengo hambre