Nadie se vuelve frío casualmente

Nadie se vuelve frío casualmente, detrás de una persona fría, hay miles de decepciones y llantos.

Nadie se vuelve frío casualmente