No hables de lo que no viste

No hables de lo que no viste, ni condenes lo que tú no has sentido. Cada uno sabe el dolor que carga, el peso que lleva, la dificultad que pasa y las luchas que enfrenta. Todos tenemos nuestra propia historia de vida que no corresponde ser juzgada por quién no la vivió, ni la conoce.

También te puede interesar:
No hables de lo que no viste