Imagen Nunca le cuentes demasiadas cosas de ti

Nunca le cuentes demasiadas cosas de ti a los demás. Recuerda que en tiempos de envidia, el ciego comienza a ver, el mudo a hablar y el sordo a oír.

Guardar