Si vives quejándote

Si vives quejándote, la vida te dará más cosas de que quejarte. Si vives agradeciendo, la vida te dará más motivos para agradecer.

Si vives quejándote