Imagen Arañas invaden los árboles en Pakistán

Las densas lluvias que a principios de años arrasaron buena parte del territorio de Pakistán provocaron cambios en la flora y la fauna. No fueron sólo las personas quienes perdieron todo, sino también los insectos.
Las arañas, huyen de las inundaciones que asolan el país desde el año pasado. No pudiendo volver a sus nidos, debieron encontrar otro lugar donde albergarse. Ante el pánico de que el agua regresara y la catástrofe se repitiera, los arácnidos decidieron hospedarse en las alturas, quedando las hojas verdes, ocultas detrás de densas telas.
Es por eso que los árboles de la localidad de Sindh se han transformado en auténticos capullos arácnidos, lo que provoca un espectáculo inusual, desagradable y atractivo, según quien lo mire.
Los habitantes de esta zona jamás han visto semejante paisaje y celebran que además de llamar la atención del mundo, las arañas hayan logrado disminuir la cantidad de mosquitos, estos se quedan atrapados en las telas de araña, lo que se traduce en un beneficio para los habitantes de la localidad, no es sólo la molestia que se acaba, sino también los casos de malaria.

Guardar