Reunión del Mar del Norte y el Báltico en el golfo de Alaska

Ken Bruland, profesor de ciencias oceánicas de la Universidad de California en Santa Cruz, se embarcó en un crucero para estudiar este fenómeno.

El profesor Bruland dijo que el objetivo de la travesía era examinar los enormes remolinos en el Golfo de Alaska que se extienden a lo largo de cientos de kilómetros de diámetro.

Esos remolinos a menudo llevan consigo enormes cantidades de sedimentos glaciales, gracias a enormes ríos como el Copper en Alaska. Este río desemboca al este de Prince William Sound (un entrante del Golfo de Alaska) llevando consigo toda la pesada carga de arcilla y sedimentos.

En cuanto a esa foto específica, muestra una columna de agua saliendo de uno de estos ríos ricos en sedimentos y reuniéndose con el agua del océano en general. También es un mito que estos dos tipos de agua no se mezclan en absoluto.

Estos dos diferentes tipos de aguas acaban mezclándose, pero lo hacen gradualmente y lleva su tiempo, en función del nivel de los sedimentos y los caprichos de las corrientes.

También te puede interesar:
Reunión del Mar del Norte y el Báltico en el golfo de Alaska