Croquetas de pollo caseras

Ingredientes

Para unas 20 croquetas
1 taza (de café) de aceite de oliva
5 cucharadas soperas de harina
1/4 de pollo cocinado (cocido o asado)
1 cebolla
500 ml. de leche entera (también se puede utilizar leche desnatada)
1/2 cucharada de sal
2 huevos
1 taza grande de pan rallado

Cómo hacer Croquetas de pollo caseras

Se pica la cebolla en trozos muy pequeños.

Se desmenuza el pollo. En una sartén grande, poner el aceite y cuando esté ligeramente caliente, añadir la cebolla y media cucharada de sal, y se deja a fuego bajo.

Cuando la cebolla esté dorada, se añade el pollo, se sube la temperatura del fuego a medio, y se va removiendo para que se mezcle bien, dejándolo unos 10 minutos.

A continuación, se echan las 5 cucharadas grandes de harina y se mezcla todo bien (se tiene que hacer una pasta muy espesa).

Cuando esté todo bien mezclado, añadir la mitad de la leche y con una cuchara de palo, remover haciendo círculos en la sartén.

Cuando la masa esté bien compacta, se añade el resto de la leche repitiendo la misma operación. Hay que estar como mínimo unos 8 minutos dando vueltas a la pasta.

Cuando la masa se separe bien de el fondo de la sartén según se va moviendo, ya estará lista. Se coloca en una fuente grande, dejándola reposar como mínimo 3 horas.

Para preparar las croquetas, se prepara un plato bien grande con el pan rallado, y otro plato con 2 huevos batidos.

Con ayuda de una cuchara sopera, se van separando pequeñas porciones de la masa. Se van colocando estas porciones en el plato con los huevos y se rebozan bien. A continuación, se pasan por el plato del pan rallado dándoles la forma que se desee. Colocarlas en una fuente.

Se prepara una sartén con abundante aceite caliente, lo suficiente para que cubra por la mitad la croqueta. Se colocan las croquetas y se les va dando la vuelta, hasta que se vayan dorando. Servir calientes.

Croquetas de pollo caseras