En mi enfermedad fuiste tú mi sanador

En mi enfermedad fuiste tú mi sanador. En mi soledad, mi compañía. En la tristeza, mi mejor amigo. En las derrotas, la mano amiga. Gracias Señor por estar siempre conmigo.

En mi enfermedad fuiste tú mi sanador