Cómo limpiar cristales con remedios caseros

El vinagre blanco es un producto rico en propiedades antisépticas, limpiadoras y antibacterianas ideal para acabar con las manchas, la suciedad, los gérmenes y las bacterias.

Además, es fantástico para potenciar el brillo de los cristales, por lo que deberá estar muy presente en tu vida si te estás preguntando cómo limpiar un espejo con remedios caseros.

Ingredientes:

Un vaso de vinagre blanco

3 vasos de agua (puedes emplear agua del grifo, no es necesario que sea mineral)

Un frasco con pulverizador

Una o dos hojas de papel de periódico

Pasos a seguir:

Calienta el agua.
Cuando esté templada retírala del fuego y viértela en el interior del frasco con pulverizador.
Agrega el vinagre blanco, cierra el bote y agítalo para mezclar el agua tibia y el vinagre.
Rocía la solución casera resultante sobre el espejo que desees limpiar y retírala usando una hoja de periódico, ya que este tipo de papel te ayudará a potenciar el brillo de los cristales.

También te puede interesar:
Cómo limpiar cristales con remedios caseros