No vivas de las apariencias, siempre cambian. No vivas de las mentiras, al final se descubren. No vivas para nadie, vive para ti.