A veces tengo ganas de rendirme

A veces tengo ganas de rendirme, pero cuando pienso en TODO lo que Dios ha hecho por mi, trato de sacar fuerzas de donde no tengo y sigo luchando, porque El se merece todo mi esfuerzo.

También te puede interesar
A veces tengo ganas de rendirme