Mi Padre Celestial

Mi Padre Celestial. En estos tiempos de angustia y dolor, te pedimos con mucha fe y amor que no permitas que la enfermedad entre en nuestros cuerpos, ni toque las puertas de nuestras hogares. Solo a ti te clamamos en el nombre poderoso de JESUCRISTO. Amén.

Mi Padre Celestial